Razones para huir de las dietas milagro.

Carmen Oteros

¿Quién no ha oído hablar alguna vez de las dietas milagro e incluso ha caído en la trampa? Estas dietas que prometen y aseguran que perderás de diez a veinte kilos en un mes, y que probablemente sea verdad, pero ¿a qué precio? Ahora vamos a repasar algunas de estas dietas milagro y como evitarlas. Porque la mejor  forma de perder peso es despacio y comiendo de manera saludable y equilibrada.

¿Qué es una dieta milagro?

Una dieta milagro es aquella con la que pierdes mucho peso en muy poco tiempo. Así dicho suena tentador, pero a corto y largo plazo nos pueden acarrear muchos problemas de salud. Y con la salud no se juega. Todas las dietas milagro tienen en común una pauta de alimentación, es decir, te obligan a consumir siempre un mismo alimento, reduciendo así la ingesta de calorías. Y esto sólo nos aportará un desequilibrio nutricional.

peligro dietas milagro

¿Cuales son las dietas milagro más conocidas?

1. La dieta de la proteína (Dukan, Atkins)

Se trata de consumir proteína únicamente, es decir, carnes blancas  y rojas principalmente, pescado y huevos. El consumo es ilimitado, esto quiere decir que se puede consumir la cantidad que se quiera, siempre y cuando sean alimentos altos en proteínas.

El consumo de frutas, verduras  y cereales es prácticamente nulo por tanto tendremos muchas carencias en otros nutrientes esenciales.

2. La monodieta

Como su nombre indica se trata de consumir un único alimento. Esta dieta milagro es quizás la más dañina y perjudicial para nuestra salud. Las más conocidas son: la de la alcachofa, la del aguacate, la de la sopa de cebolla y la del limón.

3. La dieta de los carbohidratos

En esta dieta los hidratos de carbono son los protagonistas. Los carbohidratos tienen un alto poder saciante y un alto nivel de fibras que ayudan a regular nuestro organismo. A primera vista nos puede parecer que esta dieta es la menos perjudicial, pero no es así. En nuestro día a día no pueden faltar alimentos tan necesarios como las frutas y verduras, que por desgracia en esta dieta tienen un protagonismo bastante bajo.

4. La paleodieta

El nombre de esta dieta viene de “paleolítico”. Propone una dieta muy parecida a la que hacían nuestros antepasados. El consumo principal de esta dieta es de productos frescos, es decir, carne, pescado, fruta y verdura. Obviando alimentos como los cereales (arroz, trigo, centeno, etc), las legumbres y productos procesados como el yogurt.

5. Dieta fast o 5:2

Esta dieta entraría dentro de las altamente perjudiciales para la salud. Se trata de consumir la cantidad de alimentos que se quiera y del grupo que sea. Después de esos cinco días la ingesta debe bajarse a 500 calorías si eres mujer y 600 si eres hombres. La OMS  dicta que las calorías recomendadas para un adulto sano son de 2.000 a 2.500. Menos de esta cantidad durante varios días pondría en riesgo nuestra salud.

Ahora bien ¿qué le puede pasar a nuestro organismo si seguimos alguna de estas dietas durante un tiempo determinado?

Debes comer de forma nutritiva y equilibrada

dieta sana y equilibrada con herbalife

El gran problema de estas dietas es que en todas hay algún grupo de alimentos que no se consume y nuestro cuerpo necesita de todos los nutrientes para funcionar correctamente. Pero vamos a lo verdaderamente importante: las consecuencias.

  1. Daño a nuestros órganos y metabolismo. Puede generar daños irreversibles en corazón, hígado y riñón.
  2. Cuando sometemos a nuestro cuerpo a una dieta de un solo alimento o bien es demasiado restrictiva, se pierde principalmente agua y masa muscular. Esta masa muscular es la que se encarga de quemar las calorías de los alimentos que ingerimos, así que cuanto menos músculo, menos calorías quemamos y esas calorías de más las acumulamos en forma de grasa. A esto se le llama “efecto rebote”.
  3. Problemas nutricionales. Obviamente estas dietas milagro tienen una alta deficiencia nutricional, que va desde la desnutrición a la falta de vitaminas
  4. Desequilibrios emocionales. Con el ya mencionado “efecto rebote” en el momento que dejamos alguna de estas dietas, no solo volvemos a nuestro peso anterior en un breve intervalo de tiempo, si no que alcanzaremos más kilos de lo que pesábamos anteriormente. Esto nos va a provocar una sensación de insatisfacción y obsesión. Esto puede que nos haga más vulnerables a padecer un trastorno alimenticio.

En definitiva, que aunque todos sabemos que la mejor manera de perder peso es con una dieta sana y equilibrada, haciendo ejercicio moderado todos los días y bebiendo unos dos litros de agua al día, a veces tendemos a coger el camino más rápido a la vista fácil, pero ese camino nos puede acarrear graves problemas de salud. También es recomendable que acudamos a un asesor profesional cuando queramos perder peso. Ellos nos harán un estudio previo y nos recomendará cual es la mejor dieta para cada caso, hará un seguimiento de nuestros avances y llevará un control con nuestro estado.

Nuestro cuerpo es nuestro templo. Cuídate y no pongas en riesgo tu salud por mucho kilos que quieras perder. Vida sana y comida saludable ante todo.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

por que no deberias saltarte el desayunola importancia de la fibra en nuestra dieta