Cómo perder peso después del embarazo

Carmen Oteros

Durante el embarazo se producen cambios profundos a nivel emocional y físico. Las principales culpables de todo esto son las hormonas, que provocan alteraciones metabólicas para adaptar nuestro cuerpo a las necesidades del desarrollo del bebé y la etapa de lactancia. El reto de perder peso después del embarazo se complica. En este sentido, es totalmente normal que se ganen hasta 15 kilos de peso, algo por lo que no debes preocuparte.

Y aunque sabemos que lo más importante es el cuidado del recién nacido, en la entrada de hoy os vamos a mostrar una serie de consejos para recuperar la silueta y mantener un peso ideal después del embarazo.

¿Qué puedo hacer para perder peso?

cuidar tu dieta despues del embarazo

Cuidar la dieta

Una dieta sana y equilibrada, que incluya frutas y verduras en abundancia es un excelente primer paso. Pero no te olvides de incluir también alimentos ricos en fibra e hidratos de carbono, como la avena y el arroz integral, ya que vas a necesitar un montón de energía para rendir en tu día a día. Y recuerda: las mujeres lactantes necesitan 350 calorías más en su dieta para producir leche.

No te olvides de beber mucha agua, para estar siempre bien hidratada. ¿Alimentos a evitar? Los pasteles, las bebidas con burbujas y en general todo aquello que tenga un exceso de grasa, como la comida rápida. No picotees en exceso y si haces una expedición a la nevera que sea para coger una porción de fruta o verdura.

Realizar ejercicio físico

Además de comer de forma saludable, será indispensable hacer ejercicio físico dos o tres días a la semana. Sin embargo, el primer año de maternidad suele ser muy duro, por lo que debemos evitar cualquier actividad que sea agotadora. Y aunque es necesaria cierta regularidad, tampoco te agobies: si tienes un mal día o no te apetece, déjalo para mañana.

Caminar con el bebé es posiblemente la mejor opción durante los primeros meses. Si se quiere algo más intenso, se pueden elegir caminos en cuesta en lugar de comenzar a correr. Es importante que la espalda y brazos estén relajados, incrementando el ritmo progresivamente y sin sobresaltos.

El Yoga o el Pilates también son excelentes, especialmente para mejorar la firmeza del abdomen. Pero al igual que en el caso anterior, se recomienda empezar muy suave e ir aumentando la carga física conforme se gana resistencia. En cuanto a la flacidez de los pechos, los ejercicios más eficaces son la natación o el Aquagym, que además evita que suframos problemas en las articulaciones. Y para la cintura, prueba a hacer abdominales, siempre con movimientos lentos, evitando tocar el suelo mientras sujetamos la cabeza y el estómago.

ejercicios despues del embarazo con tu bebe

Tonificar el suelo pélvico

Capítulo aparte merece el suelo pélvico, que está formado por los músculos de la vejiga, el útero y los intestinos. Para tonificar esta zona nada mejor que los ejercicios de Kegel, que tienen su origen en un método para solucionar la incontinencia urinaria leve que se da al reír, saltar o toser. Estos ejercicios se basan en contraer y relajar de manera continua los músculos de la pelvis y además de tener enormes beneficios para la salud, también aumentan el placer sexual durante las relaciones.

El problema de las estrías

Es sin duda uno de los aspectos que más preocupan a las mujeres desde el punto de vista estético, ya que al relajarse la piel que previamente se ha estirado hasta el límite, es normal que las estrías se hagan más evidentes. Llegados a este punto, se pueden utilizar algunos productos de cosmética que ayuden a estimular la cicatrización de la piel.

¿Cuándo puedo comenzar el plan de adelgazamiento?

como empezar un plan de adelgazamiento

Las mujeres no deberían iniciar una dieta durante la lactancia, ya que se consumen más calorías de las habituales. Por lo demás, los especialistas no se ponen de acuerdo sobre el momento idóneo para ello, que va desde las 6 semanas hasta el año. Hay que tener en cuenta el peso ganado, la constitución física y las propias características del parto. Si tienes alguna duda al respecto, lo mejor es que acudas a un especialista.

¿En cuánto tiempo puedo perder los kilos que me sobran?

Eso de tener una silueta perfecta al mes del embrazo es cosa de las estrellas de Hollywood, ya que intervienen muchos factores como la cirugía y no es nada recomendable en la mayoría de los casos. Para hacernos una idea, es más saludable recuperar el peso ideal de forma gradual en un periodo de un año, disfrutando de nuestro cuerpo sin complejos y manteniendo a raya la frustración provocada por las hormonas, que pueden llevarnos a episodios de ansiedad y la necesidad de comer en exceso.

La impotancia de la fibra en nuestra dieta

Como parte esencial de una dieta saludable, la fibra juega un papel importante en la digestión. ¿Pero qué es exactamente? Existen dos tipos de fibra; soluble e insoluble, ambos desempeñan un papel importante en el sistema digestivo. A diferencia de otros hidratos de carbono complejos, la fibra no se descompone fácilmente en el sistema digestivo, por lo que la mayor parte pasa sin digerir por el intestino delgado.

¿Porque la necesito? la fibra juega un papel importante en el organismo, con beneficios clave como:
Es un factor importante en la dieta que contribuye al funcionamiento normal del intestino.
La fibra de salvado de trigo contribuye a la aceleración del tránsito intestinal y a que aumente el volumen de la heces.

¿Cuanto es suficiente? 25 gr. es la ingesta diaria recomendada de fibra para adultos por día.

Herbalife presenta la nueva bebida con avena, manzana y fibra, con 6 fuentes de fibra tanto solubles como insolubles.

Si nada funciona…

Si estás comiendo de forma sana y equilibrada, haces ejercicio regularmente y aún así no consigues llegar a tu peso ideal, lo mejor es que hables del asunto con tu médico. Una revisión de las tiroides, puede que sea un buen momento para ello. Por otro lado, los expertos en nutrición serán capaces de darte una serie de pautas personalizadas a las características de tu cuerpo y el tipo de embarazo. A lo mejor creías que lo estabas haciendo bien y habías cometido algunos fallos.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El IMC y el peso ideal