Qué es el IMC y cómo podemos calcularlo

Antonio Ortiz

Estar en nuestro peso ideal es esencial para la salud, al margen de otras cuestiones estéticas. De esta forma, disminuimos considerablemente las probabilidades de sufrir un infarto y otros problemas cardiovasculares, la aparición de la diabetes y situaciones de riesgo derivadas de la malnutrición. Por ello, es normal que los médicos y especialistas evalúen el peso de los pacientes en sus consultas como parte de sus funciones rutinarias, ya que este análisis puede revelar información muy valiosa sobre la predisposición a sufrir enfermedades. Para ello debemos estar al corriente de cómo calcular el IMC.

En la entrada de hoy vamos a hablar de este tema, haciendo especial hincapié en el concepto de IMC, la forma correcta de calcularlo y todo lo que podemos hacer para no alejarnos de nuestro peso ideal.

¿Qué es el IMC?

El IMC (Índice de Masa Corporal), también conocido como BMI (Body Mass Index) o IQ (Índice de Quetelet), es una fórmula que nos permite realizar una evaluación precisa del peso de un individuo, teniendo en cuenta aspectos como la altura, edad o sexo para determinar si se encuentra en su peso ideal, no llega o lo sobrepasa.

Dependiendo del resultado, el asesor de Herbalife se hará una idea del estado físico y de salud del paciente. Y tomará medidas en caso de que sea necesario, que se basan sobre todo en una dieta equilibrada y el ejercicio físico regular.

¿Cómo se calcula el IMC?

Cómo calcular el IMCEl IMC se calcula de la siguiente forma: Peso ÷ altura x altura. Sin embargo, si no quieres complicarte la vida, en la red podrás encontrar aplicaciones online que realizan estas operaciones automáticamente al introducir los datos requeridos. Dicha fórmula es perfecta para determinar el peso de personas adultas y sanas.  Además, tiene otras aplicaciones como el cálculo de la relación cintura y cadera o el riesgo de padecer diabetes, colesterol y enfermedades del corazón.

¿Qué significan los resultados?

Los resultados del IMC han de ser evaluados por un especialista en salud o nutrición. No obstante, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado una tabla donde se muestra el peso ideal, cuyo IMC varía de 18,5 a 24,9 kg/m2. Además, podemos sacar conclusiones de la relación que existe entre un peso inadecuado y la aparición de distintos problemas de salud.

Estar por debajo del peso

Como hemos comentado, en nuestro peso ideal disminuye la probabilidad de las enfermedades coronarias y cardiovasculares. Por el contrario, tener bajo peso (17 a 18,4 kg/m2) causa fatiga al realizar las actividades cotidianas en nuestro día a día y aumenta el porcentaje de padecer situaciones de ansiedad o estrés. Aún más grave es tener muy bajo peso (16 a 16,9 kg/m2), ya que puede provocar desde la caída del cabello, ausencia de la menstruación o infertilidad.

Estar por encima del peso

Estar por encima del peso ideal se considera sobrepeso (30 a 34,9 kg/m2), algo que causa fatiga, mala circulación de la sangre, varices y otros problemas similares. A partir de aquí encontramos hasta tres categorías distintas de obesidad. La obesidad grado I (30 a 34,9 kg/m2) supone la aparición de diabetes, anginas de pecho, aterosclerosis e incluso infarto si no se pone remedio.

El grado II (35 a 40 kg/m2), además de todos los efectos anteriores, está vinculado a la sensación de falta de aire y otros problemas respiratorios como la apnea del sueño. Y finalmente tenemos el nivel máximo que corresponde a la obesidad grado III (más de 40 kg/m2), que implica dificultades para moverse y escaras por permanecer demasiado tiempo sentado o tumbado. Se incrementa la posibilidad de padecer un accidente cardiovascular o cerebrovascular, siendo necesario tomar medidas inmediatas para evitar la muerte prematura del paciente.

¿Qué puedo hacer para estar en mi peso ideal?

Mantenerse en el peso ideal

Aquellas personas que no estén en su peso ideal deberían cambiar sus hábitos alimentarios, además de realizar ejercicio físico para lograr el IMC más adecuado a su sexo, edad y altura.

Consejos para ganar peso

Los individuos que estén por debajo de su peso ideal tienen que consumir alimentos ricos en nutrientes, como proteínas, carbohidratos, fibra, minerales y vitaminas que proporcionen toda la energía necesaria para rendir al máximo en los quehaceres diarios. Una dieta variada es importante también para que el organismo pueda defenderse de las agresiones externas, incrementando de esta forma la fuerza del sistema inmunológico.

Consejos para perder peso

Si estamos en situación de sobrepeso, debemos por el contrario consumir menos calorías diarias, basando nuestra dieta en frutas y verduras, especialmente las de hojas verdes como espinacas o acelgas. Mejor el pescado que la carne como fuente de proteínas y no se recomienda tomarlo más de dos o tres veces a la semana. Y por supuesto, evita la comida rápida, bollería industrial y en general los alimentos procesados.

Esto debe complementarse con una actividad física regular, mejor si es todos los días, que no llegue a ser extenuante. En este sentido, andar una hora a paso ligero es una excelente costumbre que ayuda a eliminar los depósitos de grasa y mejora la salud del corazón. La natación también es una gran opción, ya que permite trabajar con casi todos los músculos de nuestro cuerpo.

 

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cómo perder peso después del embarazola importancia de la fibra en nuestra dieta