Una actitud positiva te ayudará a controlar tu peso

Antonio Ortiz

¿Quieres empezar un nuevo estilo de vida? ¿Una vida sana y activa? Pues debes saber que la actitud positiva ante este gran reto es primordial.

Nos suele pasar que cada vez que empezamos una dieta lo hacemos con muchas ganas, pero, seamos francos, no nos suele durar mucho. Queremos perder peso en el mínimo tiempo posible y sólo pensamos en la comida, en comer poco y ese no es el camino. Así no encontraremos el éxito.

¿Qué debo hacer para que mi dieta funcione?

Lo primero es tener claro la dieta que vamos a seguir. Debe ser una dieta adaptada a cada persona. Debe ser sana, equilibrada en nutrientes y con el asesoramiento de un profesional.

Una vez tenemos clara la dieta a seguir, debemos pensar en el ejercicio. Una dieta sin ejercicio está incompleta, vital para nuestro día a día. La lista de actividades es infinita. La mayoría de gente opta por caminar y por el gimnasio. Los centros de fitness es muy buena opción, ya que tenemos la posibilidad de elegir entre varias actividades. Sala de máquinas, zumba, spinning, fitball, cardio o pilates son algunas de las actividades que suelen ofrecer todos los gimnasios. Si nuestro centro disfruta de piscina no debemos dejarla pasar.

Si por el contrario el gimnasio nos aburre, lo nuestro es el baile. Las escuelas de baile están presentes en todas nuestras ciudades, ya sean de mayor o menor tamaño. El baile es un ejercicio cardiovascular que nos ayudará a quemar de 500 a 900 calorías. Y no sólo eso, el baile nos va generar la producción de endorfinas, dopamina y serotonina, las conocidas como hormonas de la felicidad.

Si por el contrario nos gusta el ejercicio más calmado, lo nuestro es el yoga. Este ejercicio milenario es el más practicado en todo el mundo. Apto para ambos sexos y todas las edades. El yoga nació en India hace siglos, pero no llega a Europa hasta los sesenta. Esta disciplina física y mental nos aportará una serie de beneficios psicológicos que pocos (o casi ninguno) no aportará. Mejora nuestro sueño, mejora el humor, mejora la concentración, reduce el estrés, y mejora las relaciones de pareja y con ello las relaciones sexuales. La práctica de posturas (Asanas) Surya Namaskar (“Saludos al sol”) y el pranayama Kapalbhati (respiración abdominal) nos brinda la posibilidad de perder peso, siempre y cuando la practiquemos todos los días. Curiosamente, cuando empezamos a hacer yoga, tendemos a cambiar nuestra alimentación, haciéndola mucho más sana, y eso repercute directamente en la pérdida de peso.

Así que toma nota, vida sana, ejercicio  y actitud positiva van de la mano.

Hábitos para tener una actitud positiva

Nadie dijo que llevar una vida sana fuera fácil, pero si seguimos una serie de rutinas y nos esforzamos día a día para llegar a la meta, nuestra calidad de vida mejorará notablemente sumándole una actitud positiva.

Dieta en familia

No se trata de hacer dieta, si no de comer sano y eso beneficiará a toda la familia. La hora de la comida debemos intentar dentro de lo posible que siempre la hagamos en familia y que todos comamos lo mismo. Preparar varios menús para cada miembro no es solo una pérdida de tiempo, si no que también va hacer a quien intente comer de forma más sana se le haga más difícil, sobre todo si los otros platos son copiosos.  Hay un refrán que lo resume bien: “no cuentes monedas delante del pobre”.

Rutinas

Es un grandísimo error creer que las rutinas son malas, todo lo contrario. La rutina es lo único que de verdad nos va ayudar a conseguir nuestra meta, junto a nuestra actitud. Sigue unos horarios lo más estrictos posible. Levántate todos los días a la misma hora, y haz lo mismo con las horas de la comidas, cenas e irse a la cama. Intenta dormir siempre las mismas horas, así descansarás mucho mejor.

Tiempo

Eso que a todos nos falta. Falta de tiempo sobre todo para uno mismo. Pues eso debe cambiar. 24 horas son muchas y el problema es que nos las aprovechamos lo suficiente. Organízate y saca todos los días un rato para ti. Ese rato lo debes dedicar a hacer algo que de verdad te guste y te haga sentir bien. Leer, escuchar música, meditar, pasear, cuidar de tus plantas, lo que quieras, pero lo importante es que lo hagas todos los días. Sea lo que sea que tienes entre manos puede esperar, y si no, delega.

Valora tus éxitos

¿Has perdido un par de kilos más rápido de lo que pensabas? ¿Te notas más ágil y flexible y ya no te ahogas al subir escaleras? ¿Vuelves a ponerte aquellos pantalones que hace unos meses eran los “por si adelgazo algún día”? pues ¡enhorabuena!. Debes tener en cuenta que antes de llegar a esto has pasado por largo proceso de esfuerzo y eso debes valorarlo. Podrás con todos los retos que se te pongan por delante con una actitud positiva y fuerte. ¡Sí se puede!

Resumiendo, que la actitud es más importante de lo que nos pensamos a la hora de empezar un nuevo reto. Confía en ti y en tus actitudes para construir un entorno que te ayude a conseguir tus metas.

¡VAMOS!

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

la importancia de la fibra en nuestra dietaLa dieta mediterránea